Mientras otras generaciones comenzaron su vida antes de la Internet o de los teléfonos inteligentes, los adolescentes de hoy en día, han estado en línea desde que empezaron a caminar y a hablar. Son la primera generación de adolescentes que experimentan el mundo a través de sus teléfonos inteligentes.

¿Cómo afecta a sus vidas su relación con la tecnología? Aquí les compartimos algunos resultados de una reciente encuesta en los Estados Unidos realizada con nuestra marca Awesomeness en mente:

Los adolescentes son los verdaderos nativos digitales. Originalmente, los Millennials se consideraban “nativos digitales”, a partir de la creación de Facebook, Snapchat y muchas de las aplicaciones que hoy en día encontramos en nuestros teléfonos celulares. Pero uno es verdaderamente nativo si el comportamiento comienza desde el nacimiento y, por lo tanto, el título en realidad corresponde a los adolescentes. Las tres cosas principales que los adolescentes estadounidenses piensan que afectarán más a su generación son todas digitales: redes sociales (53%), tecnología (42%) y ciberacoso o cyber-bullying (28%).

Se perciben a sí mismos como un grupo que tiene una relación con la tecnología diferente a la que tienen las generaciones anteriores. En comparación con las generaciones anteriores, los adolescentes estadounidenses dicen que las personas de su edad son más adictas a la tecnología (69%), se sienten más cómodas conectándose en línea que en persona (55%) y más dispuestas a compartir información en línea sobre ellos mismos (50%).

Los teléfonos inteligentes son la manta de seguridad moderna. Para los adolescentes, los teléfonos inteligentes sirven como mantas de seguridad, especialmente en situaciones sociales. En comparación con la ansiedad de las interacciones improvisadas cara a cara, las interacciones móviles probablemente sean menos estresantes para los adolescentes ya que tienen mucho más poder sobre la situación. Cómodamente escondidos detrás de una pantalla, tienen el máximo control sobre su reacción, así como el tiempo para formular la respuesta perfecta. Incluso cuando están en situaciones sociales, su teléfono en mano es un escudo constante contra el aislamiento, así como la interacción en persona. De hecho, el 62% de los adolescentes estadounidenses, se sienten más cómodos expresándose digitalmente que en persona, y el 55% no tiene que ver a alguien en persona para sentirse conectado con ellos.

Los vicios adolescentes no son lo que solían ser. Temerosos de la verdadera vulnerabilidad emocional, muchos adolescentes están renunciando a las relaciones románticas. Esta encuesta descubrió que casi la mitad de los adolescentes, piensan que es aceptable salir con alguien que nunca conoció en la vida real, y la mitad cree que son más experimentales sexualmente que otras generaciones. Sin embargo, muchas investigaciones han encontrado que el porcentaje de estudiantes de secundaria que han tenido relaciones sexuales en realidad está disminuyendo. Según un estudio realizado en 2017 por el Centers For Disease Control (Centros para el Control de Enfermedades), el 40% de los adolescentes estadounidenses ha tenido relaciones sexuales, en comparación con el 48% de la década anterior. Es decir que mientras los adolescentes se perciben a sí mismos como más experimentales, eso podría no ser la realidad. En un esfuerzo por evitar el cáncer de pulmón e hígado, los adolescentes están recurriendo a la marihuana más que al alcohol y al tabaco. La mayoría piensa que beber alcohol (77%) y fumar cigarrillos / cigarrillos electrónicos (62%) es inaceptable, pero consideran que la marihuana está perfectamente bien (54%). Esta generación digital satisface una parte tan grande de sus impulsos de búsqueda de novedades a través de sus teléfonos, que apenas tienen el tiempo o el interés para incursionar en algunos de los viejos vicios.