Durante años, la conversación acerca de “quererlo todo” – el deseo de lograr un equilibrio entre la vida laboral y la vida familiar – se ha centrado alrededor de las madres. Pero hoy, a medida que los roles de género se expanden para permitir a ambos padres un espectro de opciones más amplio, es común que las madres y los padres experimenten por igual un conflicto entre sus carreras laborales y su hogar.

El último proyecto de Viacom Global Insights, Modern Dads: Fatherhood in a Changing World, encuestó a más de 8.000 hombres en 22 países y entrevistó a papás en 8 mercados*. El estudio encontró que a medida que se fueron flexibilizando las actitudes sobre el género, la paternidad ha adquirido un nuevo significado.

Aquí están las conclusiones principales que arrojó el estudio acerca del conflicto que tienen los padres modernos entre el tiempo que pasan con su familia y el tiempo que pasan en el trabajo:

Cuando están con sus hijos, los papás son realmente felices. Para prácticamente todos los papás (91%), estar con sus hijos los hace reír todos los días. Jugar con sus hijos es la actividad #1 para mejorar su estado de ánimo. Y 8 de cada 10, sienten que sus vidas no estarían totalmente completas sin sus hijos.

Ellos establecen que su trabajo principal como padres es ser una fuente de diversión. Los papás clasifican el juego como su principal rol de padre (84%), seguido por ver la televisión (81%). Después de eso, toman nota de sus responsabilidades económicas: comprar lo esencial (78%) y el apoyo financiero (74%).

Pero no todo es diversión y juegos: los papás son esenciales durante las rutinas nocturnas de los niños. Cuando llegan a casa al final del día, la mayoría de los papás no buscan relajarse solos. Más del 60% participan en los rituales nocturnos de los niños: la hora del baño, (62%), la cena (65%), contar un cuento (67%) y el momento cuando los niños se van a dormir (72%).

Cuando las madres trabajan tiempo completo, los papás hacen más cosas por la mañana. En comparación con los hogares en los que las madres se quedan en casa o trabajan medio tiempo, los papás que trabajan tiempo completo hacen más cosas por la mañana, contribuyendo así un 10% más a que los niños estén listos por la mañana y un 16% más llevando a sus hijos a la escuela o a un lugar donde los cuidan.

Los papás están redefiniendo sus prioridades para pasar más tiempo con sus hijos. Ya sea proporcionando apoyo financiero solos o de forma conjunta, los papás están sintiendo la tensión de esta responsabilidad. Algunos están reduciendo las horas en el trabajo o trabajando más desde sus casas para pasar más tiempo con sus hijos. El equilibrio entre el trabajo y la familia es un problema que afecta a ambos padres, y el 45% de los papás se sienten frustrados por no poder ver a sus hijos tanto como les gustaría. Aquellos que no pueden lograr un nivel satisfactorio de tiempo con su familia, dicen que se sienten resentidos por sus exigentes horarios de trabajo.

* 22 países encuestados: Alemania, Australia, Bélgica, Brasil, Colombia, Estados Unidos, Filipinas, Holanda, Hungría, Indonesia, Italia, Malasia, México, Polonia, Reino Unido, República Checa, Rumania, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia y Tailandia.

** 8 mercados para la investigación cualitativa: Reino Unido, Brasil, México, Sudáfrica, Australia, Suecia, Colombia, Tailandia