Cuando los sudafricanos voten en sus elecciones generales el 8 de mayo, participará el mayor grupo demográfico juvenil en la historia del país. Esta generación sentirá las repercusiones de estas elecciones con más fuerza.

Con el fin de entender los sentimientos de los jóvenes en torno a las elecciones, Viacom realizó recientemente una encuesta en línea a 650 sudafricanos entre los 18 y 34 años de edad. El objetivo era analizar sus percepciones acerca de la política local y saber cuáles son sus mayores preocupaciones por el país. Esto es lo que descubrimos:

La mayoría de los jóvenes sudafricanos se interesan por la política. Mientras que un poco más de la mitad dijo que intenta mantenerse al día con la política aunque no sea una prioridad, un 27% dijo que está muy interesado en la política, consume regularmente noticias sobre temas políticos o participa activamente de ella. Menos del 20% de los adultos jóvenes dijeron que evitaban la política o no tenían ningún interés en ella. Solo el 3% no estaba al tanto de las elecciones.

La mayoría de los jóvenes sudafricanos tiene la intención de votar y muchos lo harán ahora por primera vez. Dos tercios (67%) de los encuestados, dijeron que tenían planificado votar y para muchos, será la primera vez debido a su edad. Alrededor de una quinta parte (22%) aún estaba indecisa, principalmente porque no creían que su voto contara y no se sentían representados por ningún partido.

El desempleo es su principal preocupación política. En los líderes políticos, valoran la honestidad y el compromiso de mejorar la vida de las personas. Cuando se les preguntó qué temas de política son más importantes para ellos, el desempleo surgió primero (35%), junto con el estatus de los jóvenes y la reforma del sistema educativo. Las preocupaciones económicas superaron a la delincuencia en todos los casos. Acerca de los partidos políticos, el 47% dijo que el compromiso de mejorar la vida de las personas era la característica más importante de su partido ideal. La honestidad también fue identificada por casi el 20% como su prioridad número uno.

Están desencantados con los líderes políticos de su país. Cuando se les pidió que describieran cómo se sienten con respecto a sus políticos, surgieron palabras como “desconfianza”, “frustración” y “preocupación”. Los adjetivos como “corrupto” (64%), “basado en conexiones” (40%) y “confuso” (31%) también estuvieron entre los más dominantes cuando se pidió a los participantes que describieran la política.

Pero como consecuencia de su desilusión, nació un poderoso compromiso con sus comunidades. La gran mayoría de los participantes (95%) consideraron que era entre muy y extremadamente importante, ser un ciudadano activo que se preocupa lo suficiente por su comunidad como para hacer un cambio. De hecho, más del 80% de los jóvenes se describieron a si mismos como ciudadanos activos involucrados en iniciativas para mejorar sus comunidades. Estos esfuerzos van desde donaciones de caridad, creación de empleos para pequeñas empresas y campañas de limpieza, hasta el desarrollo juvenil a través de tutorías, educación y deportes.