En el panorama de medios en constante evolución de hoy en día, los vMVPD (canales de distribución de programación de video multicanal virtual) son servicios que agregan contenido de televisión lineal a pedido y lo envían a través de la Internet. La mayoría ofrece entre 15 y 50 canales de referencia a un costo mensual que oscila entre los USD $20 y USD $60. Sling TV, DirecTV Now, Hulu con Live TV, PlayStation Vue y YouTube TV son algunos de los productos vMVPD más utilizados en los Estados Unidos.

Recientemente hablamos con los consumidores estadounidenses acerca de sus experiencias con las pruebas de servicio vMVPD. Esto es lo que descubrimos:

Los consumidores quieren acceso solo a los canales y al contenido que les interesa, y lo quieren todo en un solo lugar. Con tantas opciones disponibles, los consumidores de televisión no están sintiendo del todo el beneficio que conlleva tener esta variedad de servicios a su alcance. Se sienten obligados a inscribirse en múltiples productos para satisfacer todas sus necesidades de visualización. Las plataformas a las cuales tienen acceso son poco satisfactorias y les resulta más difícil que nunca navegar a través de todas sus opciones. Quieren acceso eficiente que esté agregado al contenido, y a un precio muy bajo.

Los servicios vMVPD hacen que sea fácil probarlos. La instalación es simple y no cuesta nada, y además no necesita de un equipo especial. Los consumidores no están atados a un contrato, lo que lo convierte en un experimento sin riesgos. Si bien es increíblemente fácil inscribirse en las pruebas gratuitas, uno de los desafíos que las mismas presentan, es que una semana no es suficiente tiempo para explorar completamente un servicio y así poder determinar qué necesidades de visualización cumple (o no).

Las personas que prueban las vMVPD, a menudo toman una estrategia de “prueba y aprendizaje” mientras mantienen todas sus otras suscripciones. En el caso de aquellos que hacen una prueba de vMVPD en paralelo con su paquete de cable regular, puede tomar por lo menos un mes averiguar si están lo suficientemente satisfechos con el vMVPD como para considerar la opción de realizar cambios en su cartera general de opciones de contenido. Una prueba gratuita de un mes, en lugar de una semana, es lo ideal para que los consumidores tengan tiempo de determinar si el vMVPD es una solución tan buena en la práctica como parece serlo en la teoría.

Por el momento, las vMVPD son la opción más reciente que intenta satisfacer las necesidades de los consumidores de contenido agregado y eficiente. Solo el tiempo dirá si los vMVPD están aquí para quedarse, o si se presentará una opción más nueva para satisfacer el deseo de un servicio que les permita a los consumidores acceder solo al contenido que desean, en un mismo lugar y a un costo bajo.