¿Qué es esencial para un buen festival de música? ¿Qué hace que un festival sea realmente memorable? ¿Y cómo se sienten los consumidores al ver marcas en ese entorno?

Recientemente realizamos un estudio para aprender más acerca de los sentimientos de los consumidores con respecto a los festivales de música en todo el mundo. Esta investigación incluyó focus groups (grupos focales), entrevistas con asistentes a festivales y una encuesta en línea a 10,000 consumidores entre los 13 y 54 años de edad en 10 países.

Aquí hay algunos de los principales hallazgos de este proyecto:

El programa, la producción y el lugar, son los elementos centrales de un festival de música perfecto. La música está en el corazón de cualquier gran festival. Un programa bueno y diverso es esencial: los asistentes al festival quieren una amplia gama de música. Es muy importante tener artistas conocidos, pero muchos también quieren descubrir nuevos talentos. Los asistentes al festival esperan una producción de primer nivel con una gran calidad de sonido y un espectáculo escénico que sea visualmente impresionante. También quieren que se lleve a cabo en un lugar que ofrezca algo fuera de lo común pero al que sea fácil llegar.

Una variedad de comida acertada, una buena logística y un tamaño adecuado también logran que la experiencia de un festival sea aún mejor. La seguridad amigable, el agua potable gratuita y una buena variedad a la hora de comer, no son cosas que los consumidores dirán que hicieron que su festival fuera grandioso, ¡pero realmente lo notan cuando estas cosas salen mal! Si bien los festivales a los que los consumidores calificaron como “increíbles” fueron más propensos a tener más de 50,000 asistentes, los festivales más pequeños tienen sus ventajas. Se sienten más exclusivos y ofrecen la oportunidad de explorar un nicho existente.

Los asistentes a festivales son receptivos a ver marcas en los festivales de música, especialmente si esto viene acompañado de un mejor precio. Un poco más de la mitad de los asistentes a festivales, dicen que definitivamente quieren ver marcas en los festivales de música, y tres cuartas partes están de acuerdo, si eso significa que pagarán precios de boletos más baratos. La mayoría considera que las marcas ayudan a mantener los precios más bajos y la calidad más alta.

Cuando las marcas hacen bien las cosas, tanto el festival, como los asistentes al festival y también la marca, se benefician. Después de ver una marca en un festival de música, los consumidores sintieron y hablaron positivamente acerca de las mismas. Dijeron que serían más propensos a comprarlas o usarlas en el futuro y buscaron más información acerca de esas marcas. Es por eso que las marcas deben evitar entregar regalos promocionales mal pensados ​​que solo ensucian el sitio. Para tener éxito, deben proporcionar algo útil a los asistentes al festival o facilitar de alguna manera un recuerdo memorable y positivo.