El 14 de junio se celebra el décimo Día Nacional del Juego Anual en Holanda, patrocinado por Nickelodeon. El canal estará fuera del aire mostrando su pantalla oscura durante todo el día para celebrar y animar a los niños a salir afuera y divertirse al aire libre.

Para saber más acerca de los hábitos de juego locales antes del evento, Nickelodeon encargó una encuesta en línea a 1.000 padres de niños entre los 6 y 12 años de edad en Holanda. A continuación se presentan las principales conclusiones de este estudio:

Prácticamente todos los padres holandeses están de acuerdo en que jugar al aire libre es bueno para los niños. Casi unánimemente, los padres encuestados creen que el juego al aire libre es importante para la salud y el desarrollo de los niños (98%), que hace felices a sus hijos (95%) y que es bueno para ellos a nivel social (96%).

Los compañeros de juego de los niños después del horario escolar, son principalmente los vecinos y los compañeros de clase. Cuando los niños en Holanda juegan afuera después de la escuela, es más a menudo con los niños de su vecindario (60%) y con sus compañeros de clase (60%). Un poco menos de la mitad (45%) juega con los hermanos.

La mayoría de los padres holandeses sienten que su vecindario es bastante seguro, pero no son optimistas acerca del futuro. Para el 61% de los padres encuestados, su vecindario se siente “bastante seguro” para que sus hijos jueguen al aire libre. Aproximadamente 3 de cada 10 (29%) clasifican a su vecindario como “muy seguro” para el juego al aire libre – una cifra que baja al 22% entre los padres en las grandes ciudades. Ellos parecen pensar que su seguridad está en declive, con el 84% de los padres diciendo que su vecindario era más seguro hace 10 años, y el 67% que cree que será aún menos seguro dentro de 10 años.

Cerca de un tercio de los padres siente que sus opciones locales para jugar al aire libre son escasas.

El 29% de los padres en Holanda consideran que las instalaciones para que sus hijos jueguen afuera son insuficientes. Y el 22% percibe que los lugares de juego existentes en su vecindario son de mala calidad.

Hay recompensas para los padres cuando los niños juegan afuera. Casi tres cuartas partes de los padres holandeses (72%) dijeron que tienen un momento de calma y paz cuando sus hijos juegan al aire libre.