El primer primer ministro abiertamente gay de Irlanda revela que las actitudes hacia las personas LGBT están evolucionando

Un estudio realizado en 2016 reveló que Irlanda es un pionero en la aceptación de la comunidad LGBT. El miércoles pasado, Leo Varadkar se convirtió en el primer líder abiertamente gay de ese país.

Casi tres semanas atrás, Leo Varadkar fue votado primer ministro por el principal partido de gobierno de Irlanda, convirtiéndose así en el primer líder abiertamente gay de ese país. A los 38 años, es el Taoiseach de Irlanda más joven de todos los tiempos. Y como el hijo de un inmigrante de India, él es el primer individuo proveniente de una minoría étnica, en ejercer esta función. Asumió el poder el miércoles pasado, sucediendo así a Enda Kenny, quien renunció el mes pasado.

Aunque encarna a muchos “premiers” de Irlanda, Varadkar no se ve a sí mismo como un pionero. En 2015, le dijo a la emisora ​​estatal RTÉ que ser gay “no es algo que me defina. Yo no soy un político mitad indio, o un doctor político, o un político gay, para el caso. Es sólo parte de lo que soy.”

Varadkar se pronunció como gay públicamente en 2015 cuando el país tuvo un referéndum acerca del matrimonio homosexual, que se hizo legal ese mismo año. Pero si bien su nuevo papel puede parecer un triunfo para los valores progresistas, también es miembro del partido de centro derecha Fine Gael y apoya muchas cuestiones conservadoras.

Sin embargo, su ascenso a los altos cargos refleja la amplia y creciente aceptación de las personas LGBT en este país mayoritariamente católico, donde la homosexualidad estuvo prohibida hasta 1993. El año pasado, Logo y Viacom publicaron los resultados de la encuesta “Global Attitudes Survey on LGBTI People” de ILGA-RIWI 2016, un estudio realizado a casi 100.000 individuos en 65 países, entre ellos Irlanda. El estudio descubrió que Irlanda es un pionero en actitudes positivas hacia sus ciudadanos LGBT.

Entre los hallazgos se descubrió que Irlanda fue calificado como el país más avanzado en cuestiones relacionadas con los derechos y la aceptación de la comunidad LGBT. Son más propensos a creer que el matrimonio entre personas del mismo sexo debería ser legal (78% vs. 43% promedio mundial), a concordar que el acoso o bullying hacia los jóvenes LGBT es un problema significativo (71% vs. 51%) y a pensar que las personas que se sienten atraídas por el mismo sexo nacen de esa manera (50% vs. 24%).

La encuesta también reveló que en Irlanda es común tener una persona LGBT dentro de los círculos cercanos de la familia y de los amigos. Dos tercios de los encuestados irlandeses (66%) dijeron que conocían personalmente a una persona gay y casi 4 de cada 10 (37%) tienen un familiar cercano o un amigo gay. Otros países con números similares referente al reconocimiento de miembros de la familia y amigos gay, son Brasil (44%), Venezuela (42%), Cuba (42%), Estados Unidos (40%), Filipinas (39%), Costa Rica (38% ), México (38%) y Tailandia (37%).

Los encuestados en Irlanda fueron más propensos a decir que sus sentimientos hacia las personas LGBT se han vuelto más favorables en los últimos 5 años (45% frente a 34% en todo el mundo). No es de extrañarse, que el hecho de conocer a una persona LGBT fuera la razón principal. Ciertas leyes tales como la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en 2015, también tuvieron un gran impacto en el aumento de actitudes cada vez más positivas hacia personas LGBT.

Y como prueba del cambio de estos sentimientos, un hombre gay ahora tiene el trabajo más poderoso en Irlanda.