En el día de San Valentín, 13 parejas LGBT en Japón presentaron demandas judiciales contra el gobierno para exigir que el matrimonio entre personas del mismo sexo sea legal. Si bien el matrimonio entre personas del mismo sexo en Japón técnicamente no está prohibido, las leyes actuales interpretan que sólo está permitido el matrimonio entre un hombre y una mujer.

El movimiento por la igualdad de los derechos de la comunidad LGBT en Japón, ha progresado más lentamente que en otros países porque la presión para mantener la tradición es fuerte. Muchas personas LGBT ocultan su sexualidad por temor a la discriminación. Sin embargo, existe evidencia de que el apoyo a derechos LGBT más amplios en Japón está creciendo.

El año pasado, Logo y Viacom publicaron los resultados de “Global Attitudes Survey on LGBTI People,” de ILGA-RIWI 2017 (“Encuesta de actitudes globales acerca de las personas LGBTI”), una encuesta realizada a más de 116.000 personas en línea en 77 países, incluido Japón.

El estudio descubrió que el apoyo al matrimonio entre personas del mismo sexo está aumentando, y el 40% de los encuestados está de acuerdo con que el matrimonio entre personas del mismo sexo debe ser legal. Este porcentaje fue superior al del 35% del año anterior. Los adultos jóvenes se mostraron especialmente abiertos a la idea: el 52% de las personas entre los 18 y 24 años de edad apoyan el matrimonio entre personas del mismo sexo, en comparación con el 43% de las personas entre los 25 y 34 años y el 38% de las personas mayores de 35 años.

Uno de los principales hallazgos de nuestro estudio global fue que conocer a una persona LGBT ayuda mucho a mejorar las actitudes hacia la comunidad LGBT en general. Esto también se mantuvo en Japón. Entre los japoneses que conocen a una persona LGBT, esa persona es un miembro de la familia o un amigo cercano para el 62%. Aquellos que conocían a una persona LGBT, tenían casi el doble de probabilidades que aquellos que no, de decir que sus sentimientos hacia la comunidad LGBT se habían vuelto más favorables en los últimos 5 años, y que conocer a una persona LGBT fue la principal influencia.

Sin embargo, solo el 29% del total de encuestados en Japón, dijo que conoce a alguien que se siente atraído romántica o sexualmente por personas del mismo sexo. Cerca de la mitad (46%) no conocía a nadie que se ajustara a esa descripción.

La mayoría de los encuestados LGBT en Japón, no se abren con su familia y amigos cercanos acerca de su sexualidad, y aquellos que salieron del armario, son selectivos al compartir esta información. Solo el 12% dijo que todos sus familiares y amigos tienen conocimiento de su atracción por el mismo sexo. Un cuarto (26%) dijo que algunos saben.

Mientras que la mayoría de las personas LGBT en Japón creen que las actitudes hacia la diversidad sexual en su país siguen siendo las mismas (55%), hay más individuos que sienten que las cosas están mejorando (32%) en lugar de empeorar (13%).

Debido a que la mayoría de la gente en Japón cree que no conocen a nadie en la comunidad LGBT, hay otras fuentes que son importantes para cambiar de actitud. Entre aquellos que no conocían a una persona LGBT pero creían que sus sentimientos habían mejorado en los últimos 5 años, el 25% mencionó la cobertura de noticias como su mayor influencia.

Dado que las noticias son tan importantes para cambiar las actitudes en Japón, esta demanda judicial que a llegado a los titulares de todo el mundo, tiene el potencial de ser un catalizador hacia un cambio mayor. Entre eso y el apoyo cada vez mayor del país al matrimonio entre personas del mismo sexo, esperamos seguir viendo avances hacia la aceptación de la comunidad LGBT en Japón.