América Latina ha hecho avances significativos en la legislación pro-LGBT en los últimos años. En 2010, Argentina fue el primer país de la región y el décimo en el mundo en legalizar el matrimonio homosexual. Brasil, Colombia, Uruguay y algunas partes de México, han seguido sus pasos. La unión de personas del mismo sexo es reconocida en Ecuador y Chile, y la adopción en el caso de parejas del mismo sexo es legal en Argentina, Brasil, Colombia, Uruguay y ciertas partes de México.

Por supuesto, algunos países de América Latina están más adelantados que otros en términos tanto de legislación como de aceptación social. En general, las percepciones sobre las personas LGBT están mejorando, según la “Encuesta Global sobre las Personas LGBTI” de ILGA-RIWI 2016, un estudio de Logo y Viacom que encuestó a casi 100.000 personas en 65 países, 11 de los cuales son latinoamericanos*. Los siguientes son hallazgos clave de este estudio sobre América Latina.

Muchos de los países que están más «afuera» del mundo se encuentran en América Latina. En promedio, el 62% de América Latina dijo que conocía personalmente a una persona LGBT. Entre los 15 países principales en este aspecto, se encuentran Venezuela (#2 con 72%), Brasil (#3 con 70%), Costa Rica (#6 con 67%), México (#7 con 66%), Nicaragua y Argentina #9 con 65%), y Colombia y Chile (#12 con 64%). En comparación, las únicas naciones europeas entre los 15 primeros fueron España (68%) e Irlanda (66%). Los Estados Unidos igualaron a Nicaragua y a Argentina con 65%.

Los latinoamericanos se sienten cómodos con las personas LGBT y afirman sus derechos humanos. Más de 8 de cada 10 (82%) dijeron que no les importaría si su vecino fuera gay, en comparación con un 65% en todo el mundo. El 70% cree que los derechos humanos deben aplicarse a las personas LGBT. Y sólo el 13% piensa que una empresa debe poder despedir a alguien por ser LGBT, en comparación con el 24% de los encuestados globales.

Las personas LGBT forman parte del ámbito social latinoamericano. De los encuestados que conocían a una persona LGBT, el 52% dijo que había al menos uno entre su familia o buenos amigos. Brasil, Venezuela, México y Costa Rica son los países donde los encuestados tenían más probabilidades de tener una persona LGBT dentro de esos círculos íntimos.

Menos de la mitad en América Latina cree que el matrimonio entre personas del mismo sexo debe ser legal. A pesar de la amplia aceptación de LGBT en la región, hay cierta resistencia cuando se trata de la igualdad del matrimonio. En los 11 países latinoamericanos encuestados, sólo el 47% estaba a favor de la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. En los países encuestados, donde actualmente es legal (Argentina, Brasil, Colombia y México), el acuerdo aumentó al 56%, aún muy por debajo de Europa (69%) y Estados Unidos/Canadá (64%).

La mayoría se sentiría nerviosa si su hijo estuviera en una relación con alguien del mismo sexo. Casi dos tercios de los encuestados dijeron que estarían de cierta forma preocupados si su hijo estuviera enamorado de alguien del mismo sexo (64%), y el 68% a nivel mundial dijo que esto los trastornaría. Los países latinoamericanos encuestados variaron en sus respuestas; los más preocupados fueron Ecuador (74%) y Perú (74%); los menos afectados fueron México (54%) y Argentina (53%).

Conocer personas LGBT personalmente cambia la opinión. Los encuestados latinoamericanos que conocían personas LGBT tenían un 69% más de probabilidades de apoyar el matrimonio igualitario y 33% menos de decir que estarían muy disgustados si su hijo estuviera enamorado de alguien del mismo sexo.

Las percepciones generales están mejorando, principalmente por conocer personas LGBT, por el entretenimiento y por la legislación. Casi 4 de cada 10 encuestados latinoamericanos dijeron que sus sentimientos hacia las personas LGBT se han vuelto más favorables en los últimos 5 años. Entre este grupo, casi un tercio informó que conocer personas LGBT fue la razón principal de este cambio. Para el 15%, ver personas LGBT en el entretenimiento que consumen, fue la mayor influencia en tener una perspectiva más positiva. Y para un 15% adicional, las leyes pro LGBT llevaron a los encuestados a mejorar sus actitudes hacia esta comunidad.

* 11 Países: México, Costa Rica, Ecuador, Nicaragua, Argentina, Perú, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Venezuela