Al elegir el contenido, la emoción es realmente el factor más importante

Las emociones juegan un papel importante en casi todas las decisiones de visualización de contenido.

¿Por qué las audiencias eligen un contenido determinado?

Viacom quería explorar la relación entre las emociones y la elección del contenido, y así es que nos embarcamos en un estudio innovador que investiga cómo los espectadores de todo el mundo deciden qué ver y cómo el contenido que ellos eligen los hace sentir.

El resultado de este proyecto, Emotion Is King, está basado en consumidores de 6 a 54 años distribuidos en 8 países*, capturando sus decisiones de visualización en tiempo real y analizando sus emociones antes, durante y después de ver el contenido. Para descifrar los sentimientos de las personas a través de culturas e idiomas, también creamos un enfoque innovador, una “biblioteca de emociones”, para que los participantes pudieran identificar visualmente y seleccionar imágenes que coincidieran con sus experiencias internas al verlas. Para una comprensión más profunda del tema, también hablamos con expertos en emociones humanas y llevamos a cabo un análisis semiótico que investigó el uso de las emociones en el contenido popular.

¿Qué aprendimos?

La gente es cada vez más consciente de sus sentimientos. Independientemente de la cultura, las personas experimentan sus sentimientos de manera similar. La manera en que la gente alrededor del mundo piensa, entiende y expresa sus emociones es a menudo cíclica, moviéndose entre períodos de apertura y represión. Hay evidencia de un cambio hacia una mayor apertura, con las emociones que vienen ganado más espacio en la cultura.

Los consumidores eligen contenido basado en cómo se quieren sentir. Más allá de la mera felicidad o de la tristeza, el contenido inspira una variedad de sentimientos complejos en los espectadores – y sus opciones son a menudo una forma de controlar sus estados de ánimo. Si les gusta un sentimiento y quieren más, seleccionan contenidos que intensificarán esa sensación. Y a veces quieren transformar sus emociones sólo para sentir algo diferente – por ejemplo, cuando sentirse feliz significa anhelar un drama perturbador o un thriller aterrador.

Las emociones influencian casi todas las decisiones a la hora de ver contenido. Siguiendo a los participantes en el transcurso de varios días, nuestro estudio reveló que las emociones impulsan la abrumadora mayoría de las opciones de contenido. Sin embargo, hay algunas excepciones a la regla. En particular, encontramos que los espectadores son más propensos a tomar un camino racional para seleccionar cierto contenido factual: noticias, algunos documentales y videos tutoriales de corta duración que ofrecen una instrucción rápida sobre temas concretos.

  • Países incluidos: Alemania, Australia, Brasil, Italia, México, Reino Unido, Singapur, Suecia